Entrenar el pensamiento lateral

pensamiento lateral, seis sombreros, creatividad

Entrenar el pensamiento lateral

Cuando oímos hablar de pensamiento lateral, a menudo lo relacionamos con la capacidad de resolver un problema con una estrategia alternativa.

El «problem solving» es sin duda una de las habilidades más solicitadas en casi todos los campos profesionales. La resolución de problemas puede requerir un pensamiento vertical y experiencial, en el que nuestro cerebro gestiona un problema recurriendo a sus propios conocimientos y experiencias previas, y a esquemas mentales ya probados con resultados ganadores en el pasado.

Sin embargo, las situaciones cotidianas y laborales pueden presentarnos problemas más complejos que aquellos que requieren una resolución lógica, requiriendo otro tipo de razonamiento: una forma de pensar “out of the box”.

Hablamos de un tipo de pensamiento alternativo, creativo y divergente que Edward de Bono define como pensamiento lateral; pensar observando el problema desde diferentes ángulos y buscando soluciones no a través de deducciones casi matemáticas, sino tratando de crear ideas que puedan resultar exitosas en la solución del problema.

Al respecto, de Bono ofreció algunas técnicas creativas para aprender a alejarse de la forma habitual de ver los problemas, asumiendo un tipo de pensamiento diferente.

Una de ellas es la técnica de «los 6 sombreros para pensar«, en la que a cada color de sombrero corresponde un tipo diferente de razonamiento y de estilo de comunicación:

  ⚪ blanco: racionalidad, mirar las cosas de manera objetiva, recopilar datos;
  ⚫ negro: negatividad, tener en cuenta los riesgos, peligros e imprevistos;
  🟢 verde: creatividad, by-pasar las fronteras, ser originales e innovadores;
  🔴 rojo: emocionalidad, “sentir las cosas”, intuición, empatía;
  🟡 amarillo: optimismo, mirar hacia aquello que realísticamente podría ir bien;
  🔵 azul: control, equilibrio, autocontrol.

Muchas veces lo que se requiere no es tanto la capacidad de resolver un problema sino la capacidad de «generar soluciones” y esto tiene que ver con la flexibilidad, la creatividad, la originalidad y el pensamiento crítico que hacen posible salir de nuestros esquemas mentales.

Para salir de un esquema mental o una creencia limitante, el primer paso es reconocer que esa creencia existe y condiciona mi manera de pensar. Por esta razón cuando valoramos con líderes y equipos propuestas de actividades y dinámicas orientadas al desarrollo del pensamiento lateral, en asTara – Bienestar y Desarrollo casi siempre involucramos un elemento adicional: entrenar nuestra manera de pensar en un espacio físico-psicológico diferente al habitual desde donde solemos tomar las decisiones.

Situarnos física-psicológicamente “out of the box”, ayuda a que nuestro cerebro busque nuevos senderos de exploración, ya que el punto de partida aporta una visión diferente de las situaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba